Formación

La formación de los trabajadores es, además de un requisito legal, uno de los aspectos más importantes de la seguridad alimentaria en una empresa. Una mala manipulación de los alimentos, un descuido en la trazabilidad o un error en la información sobre alérgenos de tus productos puede provocar graves problemas de salud y suponer importantes pérdidas para una pequeña empresa e, incluso, su cierre.

En un pequeño negocio, donde los trabajadores no son expertos en seguridad alimentaria y tienen que realizar mil tareas al día, la formación debe ser específica, práctica y muy clara. Podremos diseñar el tipo de formación que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa e ir viendo sobre el terreno las cosas que estáis haciendo bien y las que se pueden mejorar para que tengas la tranquilidad de estar haciendo las cosas lo mejor posible.

La formación será específica en función lo que necesites en cada momento (una formación general, actualizaciones periódicas, la incorporación de un nuevo trabajador, una nueva línea de producción, un nuevo producto…) y también tendrá en cuenta a tus trabajadores (su puesto, su formación previa…).

Si quieres más información sobre mis servicios de formación, escribe aquí tu consulta y me pondré en contacto contigo enseguida.